Municipalidad de Aluminé, Provincia de Neuquén. Aluminé, 100 años de historia

Río Aluminé. Relator de Historias.

Pensar el Río Aluminé como relator de "las historias", a partir del momento en que los hielos continentales se derriten, se forman los lagos, y los ríos comienzan a trazar un sendero en la tierra.

El Río Aluminé en este caso, pasa al frente como líder, por su largo recorrido y cantidad de agua, aunque nada haría sin el acompañamiento de tantos otros ríos, arroyos y vertientes que alimentan su cauce.

Por lo tanto, no es un portavoz único y vertical, ya que sus aguas contienen otros afluentes que a su vez traen voces llenas de historias, de otros lares, es por ello que podemos pensar en el río o los ríos como testigos en movimiento, capaces de relatar todo los que sucedió sobre sus orillas y sus recorridos en las diferentes etapas de la historia, desde las comunidades originarias, las batallas, los primeros inmigrantes, los primeros caseríos, el presente, y el futuro, porque él seguirá permaneciendo.

Y si lo observáramos de una manera más profunda, nos está dando una hermosa señal, nos está mostrando un camino, un modelo de sociedad.

Este Aluminé presente, lleno almas diversas. Originarias, criollas, inmigrantes añejos, inmigrantes recientes, o gente que pasa y sigue su rumbo dejando alguna huella, todos, han cumplido en mayor o menor escala una función en la Localidad. Es ahí donde los habitantes tenemos una gran responsabilidad, mirarnos, reconocernos, comprendernos, desde nuestras diferencias sumar los que nos une, y encontrar "un camino" y porque no hacerlo, como lo hace el Río, vertiendo nuestros aportes hacia una misma dirección y así pensar los 100 años, no como una fecha más en el calendario, sino, como aquel gran día, en el que tod@s decidimos Festejar quienes somos!!

Los 100 años, como un punto de partida, para que el río siga guardando historias en sus orillas, mientras avanza sin detenerse, porque esa es su naturaleza, fluir incansablemente y hacia adelante!!

Titi Ricciuto- Coordinador de la Unidad Ejecutora del Centenario Aluminé

Municipalidad de Aluminé

La idea de nuestra identidad.

La siguiente propuesta de identidad visual del Centenario de Aluminé está basada en el argumento filosófico “Lo que cuenta el Río”, según se indica en el Plan de Difusión desarrollado por la Unidad Ejecutora.

Para su confección se relevaron posibles referentes visuales que pudieran representar este aniversario a lo largo de un año de celebraciones y al mismo tiempo integrar a toda la comunidad aluminense en su diversidad.

De este análisis surge la necesidad de componer un relato visual que pueda adaptarse a los distintos usos que requieren las piezas comunicacionales, tanto institucionales y culturales como de promoción turística de la localidad.

Determinados estos objetivos, se buscó un par tipográfico que pudiera acompañar estos mensajes y reforzar los diversos climas que demandan contar sobre el pasado, el presente y el futuro sin perder unicidad visual.

El logotipo

El logotipo propuesto representa a Aluminé en un trazo manuscrito, fluído y serpenteante, haciendo referencia al río y a la naturaleza de la palabra como vehículo de las historias.

Si bien el río Aluminé hace un recorrido Norte-Sur, nos basamos en la cosmovisión mapuche para representarlo, en la que el Este es el punto principal de referencia, por donde sale el sol y al que se mira en las rogativas.

La letra inicial A, de forma circular semi-cerrada insinúa de manera esquemática el nacimiento del río en el lago del mismo nombre.

Los colores

La paleta de colores fue seleccionada a partir de tres ejes que se integran y confluyen en la temática aquí desarrollada. Estos son:

• El río Aluminé, como protagonista;

• La bandera argentina, por el carácter institucional de la celebración;

• La cultura mapuche y su cosmovisión:

“El Azul –representado por sus tres gamas: violeta (kallfü), azul fuerte y celeste (lifkán)- y el Blanco representan a los cuatro colores naturales del cielo, las nubes y sus cambiantes tonalidades. El azul es a su vez símbolo del agua y el espacio celeste.”

Las texturas

Para acompañar esta propuesta se creo un sistema escalable de texturas para enriquecer las comunicaciones y darle ritmo visual a lo largo de todo un año de eventos y celebraciones.

Estas texturas toman el tejido mapuche y sus diferentes diseños como protagonistas, principalmente aquellos que pueden transmitir cierta fluidez y simular el comportamiento del agua al correr rápido por la geografía del lugar. En este caso, la diagonalidad de las texturas es intencional y contribuye enfatizar esta idea otorgándole más dinamismo.

El logotipo secundario

Dado que el foco está puesto en el río como eje filosófico, un segundo símbolo de carácter más formal y solemne se desarrolló para complementar la marca principal y documentaciones oficiales con motivo del centenario de la ciudad.

Se trata de un patrón presente en la naturaleza y en la disposición de las hojas y frutos del pehuén. El espiral central simboliza el proceso del nacimiento, crecimiento y evolución; en este caso, una nueva hoja a punto de nacer.